Cinco razones por las que necesitas un evento para lanzar tu producto

Cinco razones por las que necesitas un evento para lanzar tu producto

Las ventas son la sangre de cualquier negocio y estas sólo suceden cuando los clientes conocen el producto. Sin importar la industria, empresas de todos los rubros y tamaños pueden beneficiarse de la exposición y sus incontables beneficios.

Realizar un evento de lanzamiento permite que los invitados conozcan e interactúen con el producto, y al equipo que lo hace posible de primera mano.  Además, es una oportunidad para la empresa de conocer cara a cara a potenciales clientes y así escuchar sus necesidades y opiniones directamente.

En busca de apoyar a empresas y startups a promover sus productos, la compañía especializada en marketing de eventos The Room se dio a la tarea de compilar estas cinco razones por las que una marca se puede beneficiar de un evento de lanzamiento:

  1. Conocer clientes genera ventas

De acuerdo con un estudio de la compañía británica Virgin, el 84% de los emprendedores prefieren las reuniones cara a cara, pues consideran que llevan a relaciones de negocios más sólidas y duraderas.

De ahí la importancia de los eventos como herramientas para prospectar nuevos clientes. A través de una comunicación efectiva del producto a lanzar y durante el evento, los potenciales clientes pueden experimentar los valores de la marca y conocer de primera mano a las personas detrás de la misma.

  1. Generar engagement con el usuario

El engagement es definido como lo que permite que una empresa pase de ser una completa desconocida a ser vista como una entidad con la que el cliente establece una relación que involucra cierto arraigo emocional.

Según investigaciones de la firma Evento Plus, un 62% de los clientes permanece fiel a una marca tras haber tenido una buena experiencia con ella y un 68% recomendaría la marca a familiares o amigos después de que ésta lo haya convencido.

  1. Reforzar y construir una marca

Un evento de lanzamiento refuerza la identidad del producto y genera confianza en el posible cliente. Según la encuesta realizada por el sitio Bigcommerce, más del 50% de los consumidores se basan en la calidad percibida del producto antes de finalizar una compra. En ese sentido, un evento es una excelente oportunidad para demostrar dicha calidad.

Toma en cuenta que siempre que un cliente busque un proveedor de confianza, se fijará hasta en los últimos detalles para elegir ese servicio o producto por encima de la competencia, si a través del evento percibe a la empresa como una institución seria, seguro te elegirá a ti por encima de otros.

  1. Educar al cliente

“El cliente siempre tiene la razón” es una política bastante sensata, sin embargo, no debe tomarse tan literalmente, pues primero se le tiene que enseñar al usuario qué hace el nuevo producto o en qué consiste el servicio ofertado. De esta manera, conocerá las características y limitaciones de nuestra nueva oferta y hasta qué punto puede satisfacer sus necesidades.

En este sentido, un evento de marca también es útil. Más allá de estrechar una relación amistosa, que también ayuda, se le debe educar en términos de pagos, entregas, limitantes, garantías si es que en realidad queremos ofrecerle un servicio destacado y que no espere más de lo que se le puede ofertar.

  1. Generar demanda

Al final del día, para las empresas todo son ventas, y si se trata de generar tendencias y propiciar que se hable positivamente de un producto, la mejor manera de empezar es con un evento de presentación de producto.

Algunas recomendaciones son acompañar el evento con cortesías de prueba del producto o servicio, brindar descuentos o precios bajos a los asistentes, así como tratar de llenar el evento con el público objetivo, todo para generar una grata experiencia y motivar desde el principio un vínculo hacia tu producto.

¡Agenda!